Como todos los accidentes infantiles, siempre pensamos que esto nunca nos ocurriría a nosotros hasta que en algún momento nos ocurre. Por ello, es importante que sepamos como actuar y como prevenirlos.  

Las quemaduras pueden ser causadas por el fuego, líquidos y alimentos calientes, productos químicos, electricidad, por la exposición al sol, etc. Por lo general, la mayoría de los accidentes por quemaduras en niños ocurren en el hogar: cuando se está preparando la comida en la cocina, aunque también se pueden producir quemaduras durante el aseo en la bañera, cuando se utilizan calefactores portátiles o difusores de aire caliente. 

Las quemaduras son la cuarta causa de muerte accidental en la infancia y son especialmente frecuentes en los primeros años de vida. Un 33 % de quemaduras en niños se producen entre los 12 y 24 meses. Y aunque en la mayoría de los casos las quemaduras son superficiales y de poca extensión corporal, puede llegar a afectar mucosas y tejidos más profundos.

¿Qué debo hacer si mi hijo sufre una quemadura?

  1. Mantén la calma, si es una quemadura menor, rápidamente bajo el grifo de agua fría, nada de echarle pasta de dientes. ES IMPORTANTE QUE ANTES DE MANIPULAR CUALQUIER QUEMADURA NOS LAVEMOS LAS MANOS
  2. Aparta las fuentes de calor: Si la quemadura es de una fuente eléctrica, antes de tocarlo asegúrate de que no está en contacto con ella.
  3. Retira inmediatamente la ropa caliente salvo si está pegada a la piel, en ese caso NO LA RETIRES. Si su ropa está en llamas échale una manta por encima para sofocar el fuego y apártala rápidamente.
  4. Enfría la zona quemada CON AGUA: Esto es muy importante, la zona debe enfriarse con agua corriente fría durante 15-20 minutos. 15-20 minutos, no tengas prisa; esto ayudará muchísimo en su evolución.
  5. Si es una quemadura menor, deja secar al aire y aplicar un antiséptico como la clorhexidina.
  6. Cuando la clorhexidina esté seca, puedes cubrir la quemadura con una gasa estéril o un apósito hidrocoloide para evitar la contaminación y una posible fricción. Es muy importante que el vendaje no se peque a la herida.
  7. Controla la quemadura cada 12 horas para ver su aspecto y realizar una nueva cura.
  8. Si tiene dolor, administra un analgésico: Paracetamol o Ibuprofeno

 

Y más importante… ¿Qué no debo hacer?

  1. No utilices hielo para enfriar la quemadura.
  2. No apliques remedios caseros: Tampoco cremas que no te hayan recetado ni pasta de dientes.
  3. No rompas ni pinches las ampollas. Deben ser valoradas por personal sanitario.
  4. No frotes la quemadura.
  5. No utilices alcohol en heridas abiertas.
  6. No toques las heridas con las manos sucias.
  7. No utilices algodón en las curas.
  8. No apliques esparadrapo directamente sobre heridas.
  9. No soples sobre una herida.
  10. No desprendas con violencia gasas que cubren heridas.

Cómo prevenir las quemaduras en los niños

Os damos algunos consejos útiles a tener en cuenta: 

  1. Al cocinar y preparar alimentos, mantén a los niños pequeños fuera de la cocina o fuera de la zona donde estamos cocinando. 
  2. Coloca ollas y sartenes en la parte posterior de la cocina, donde los más pequeños no puedan alcanzarlas.
  3. Mantén a los niños alejados de tazas de café y tazones de sopa caliente.
  4. Enséñales a los niños las reglas de seguridad de la cocina y supervíselos si están ayudando a cocinar.
  5. Comprueba siempre la temperatura del agua caliente antes que ellos, ya sea en comida o para el baño.
  6. Mantén los electrodomésticos fuera del alcance de los niños.
  7. Guarda los rizadores de cabellos o secadores en soportes de pared o en frascos de cerámica.
  8. Mantén los cables eléctricos y los calefactores fuera del alcance de los niños.
  9. Instala detectores de humo y revise las baterías periódicamente.
  10. Usa protector solar para evitar quemaduras solares.
  11. Mantén a sus pequeños alejados de parrillas, carbón y brasas calientes.
  12. Y, sobre todo, estate atento tus hijos, basta unos solo segundos para que ocurra un accidente. 

¿Cuándo debo consultar a un médico por las quemaduras de mi hijo?

Consulta con tu pediatra si presenta las siguientes lesiones:

  • Todas las quemaduras con ampollas.
  • Todas las quemaduras de segundo y tercer grado. Es decir, si la quemadura es profunda y afecta tanto las capas exteriores de la piel como debajo de esta. 
  • Quemaduras en la cara.
  • Quemaduras en las manos, los pies u otras articulaciones. 
  • Todas las quemaduras en las partes íntimas del niño. 

Igualmente, si una quemadura te preocupa, aun no estando en los supuestos anteriores, consulta con tu pediatra que le eche un vistazo. 

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al hospital por una quemadura?

Si tu consultorio médico está cerrado, se recomienda acudir a urgencias para:

  • Quemaduras eléctricas
  • Piel quemada, chamuscada o que se consumió por el calor
  • Piel sin sensibilidad
  • Cualquier quemadura inflamada con ampollas que abarque una zona más grande que el tamaño de la mano del niño
  • Quemaduras en la mano, el pie, el rostro, los genitales o sobre una articulación
Share This