La piel del recién nacido es uno de los temas que se tratan desde el inicio, en el mismo hospital ya damos educación a los papás y mamás sobre esto, pero aquí os hago un pequeño recopilatorio por si os entran dudas… 😉

 

Algunos de estos puntos los trataremos más a fondo más adelante…

 

 

Tenemos que recordar que la piel del recién nacido es más fina, con menos capas, con una unión inmadura, con poca melanina, sin sudor, que regula peor la temperatura y que proporcionalmente tienen mucha mayor superficie con respecto al peso. La piel del recién nacido es una piel preparada pero sin acabar.

 

Hoy nos toca hablar del baño, cordón umbilical, hidratación, protección solar, masaje y zona de pañal

 

 

Hay que evitar el baño los primeros dos días para no retirar el vérnix.

Todos los jabones son irritantes, utilizar poco y aquellos neutros o Syndet (jabón sin jabón).

La caída del cordón no nos hará actuar diferente (no es necesario, ni mejora la limpieza por partes).

Utilizar el baño para relajar, baño corto, 37º, con habitación entre 21-22º, tarde/noche.

Cura del cordón: recordad que si queremos una cura seca, hay que utilizar pañal doblado y evitar bodys y ropa solapada.

Hidratación de la piel del recién nacido:

  • La piel seca y fisurada debe tratarse para mejorar su capacidad de barrera. Desde dentro y desde fuera.
  • Siempre mejor después del baño. Capa fija y homogénea una o dos veces al día, trabajando con masaje.
  • Los aceites evitan que se pierda el agua. Los aceites vegetales son más seguros que los minerales, no requieren conservantes, los que contengan linoleico son mejores.

 

Qué os parecen estas aclaraciones y consejos sobre la piel del recién nacido? son cositas generales pero creo que os ayudará a entender mejor cómo es la piel del recién nacido y qué podemos hacer para cuidarla en casa.

 

 

Si tenéis alguna duda, o queréis que tratemos algún punto en más profundidad, dejádmelo en comentarios y si os ha gustado compartid en Facebook 😉

 

 

Si te ha gustado compártelo

Share This