El estreñimiento en los niños es un problema común , muy frecuente- Cuando hablamos de que un niño es estreñido nos referimos a que tiene deposiciones poco frecuentes o difíciles de evacuar o que presenta heces duras y secas o caprinas (es decir, como bolitas de cabra). Por tanto, recordad, estreñimiento no es solo cuando no realiza deposiciones frecuentes, aunque haga de forma diaria, si estas son duras,
grandes, secas o duele al evacuar, también hablaríamos de estreñimiento. Las causas comunes que pueden influir a la hora de producir estreñimiento son alteraciones en la educación temprana de los esfínteres y los cambios en la alimentación. Aunque la mayoría de los casos de estreñimiento en los niños son temporales, si no se trata adecuadamente, puede empeorar.

Cambios sencillos en la alimentación, como comer más frutas y verduras ricas en fibra y beber más agua, así como establecer una adecuada rutina de baño, puede contribuir a aliviar el estreñimiento. Si eso no fuera suficiente, tu pediatra podría tratar el estreñimiento de tu hijo con fármacos ablandadores de heces adecuados a su edad.

ESTRENIMIENTO NINOS

¿Qué síntomas o signos da el estreñimiento?

Podremos encontrar lo siguiente:

ESTRENIMIENTO NINOS

  • Menos de dos o tres deposiciones a la semana (recuerda que los patrones de evacuación intestinal que se consideran normales varían de un niño a otro, sobre todo por debajo de los cuatro años)
  • Deposiciones duras, grandes, secas y difíciles de evacuar
  • Dolor al evacuar
  • Dolor estomacal

 

 

  • Rastros de heces líquidas en la ropa interior de tu hijo. Esto puede ocurrir cuando presenta tal retención de heces que las mas blandas salen por rebosamiento sin que el niño sea consciente, esto es lo que se denomina encopresis.
  • Sangre en la superficie de las heces duras, causadas por fisuras al evacuar heces grandes y secas.

¿Cuándo debo consultar con mi pediatra?

El estreñimiento en los niños generalmente no es grave. Sin embargo, el estreñimiento crónico puede llevar a complicaciones o indicar una anomalía prexistente. Esnrecomendable consultar con tu pediatra si el estreñimiento dura más de dos semanas o está acompañado de:

  • Fiebre
  •  Apetito disminuido o nauseas
  • Sangre en las heces, que puede indicar la presencia de una fisura
  • Hinchazón abdominal
  • Pérdida de peso
  • Dolor al evacuar las heces
  • Manchado de ropa interior con heces, que puede indicar la presencia de encopresis

¿Qué puede causar el estreñimiento?

Entre los factores que pueden dar lugar a que se produzca se incluyen:

  • Retención voluntaria. Tu hijo puede ignorar la necesidad de ir al baño a defecar porque tiene miedo o porque no quiere interrumpir algún juego. También, algunos niños retienen cuando están fuera de casa porque se sienten incómodos al usar baños públicos. Además, la propia evacuación intestinal dolorosa causada por heces largas y duras también puede producir retención. Si tu hijo siente dolor al defecar, es posible que quiera evitar ese momento, por lo que se creará un círculo vicioso. IMPORTANTE CONSULTAR

ESTRENIMIENTO NINOS

  • Problemas para aprender a ir al baño. Si empiezas a enseñarle a tu hijo a ir al baño muy tempranamente, puede no querer hacerlo y contener las heces. Si esto se prolonga, la decisión voluntaria de ignorar las ganas de defecar puede convertirse rápidamente en un hábito involuntario difícil de cambiar. IMPORTANTISIMO CONSULTAR
  • Cambios en la alimentación. Una alimentación con poca cantidad de vegetales y frutas ricas en fibra o agua puede causar estreñimiento. Uno de los momentos más habituales en el que se puede producir esto es cuando cambian de una alimentación con líquidos a una que incluye sólidos.

 

  • Cambios en la rutina. Cualquier cambio en la rutina de tu hijo —como un viaje, el clima caluroso o el estrés— puede afectar la función intestinal. Los niños también son más propensos a sufrir de estreñimiento cuando empiezan a ir a la escuela o ante la ausencia de horarios regulares para ir al baño.
  • Medicamentos. Algunos antidepresivos y otros medicamentos pueden contribuir al estreñimiento.
  • Sedentarismo. La falta de actividad física también puede contribuir al estreñimiento.
  • Alergia a la leche de vaca. La alergia a la leche de vaca o el consumo excesivo de lácteos (queso y leche de vaca) a veces causan estreñimiento.

ESTRENIMIENTO NINOS

  • Antecedentes familiares. Aquellos niños quetienen familiares que han sufrido estreñimiento son más propensos a tener el mismo problema. Esto puede darse por compartir factores genéticos o ambientales.
  • Enfermedades. No es frecuente que el estreñimiento en niños indique una malformación anatómica, un problema en el sistema metabólico o digestivo, u otra enfermedad no diagnosticada, pero ante un estreñimiento crónico que no mejora siempre deberá ser revisado por tu pediatra para una mejor valoración.

¿Cómo puedo prevenir/tratar el estreñimiento?

Para ayudar a prevenir y/o tratar el estreñimiento en los niños es recomendable:

ESTRENIMIENTO NINOS

 

  • Ofrécele a tu hijo alimentos ricos en fibra. Una dieta rica en fibra puede ayudar al cuerpo a formar heces blandas y menos voluminosas. Sirve a tu hijo más alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras, cereales y panes integrales. Al menos es recomendable 5 raciones de verduras/frutas al día.
  • Anima a tu hijo a beber mucho líquido. El agua siempre será el líquido de elección.
  • Fomenta la actividad física. La actividad física diaria ayuda a estimular la función intestinal normal.
  • Crea una rutina para el baño. Lo más importante si ya se ha establecido el estreñimiento es reeducar en el hábito defecatorio. Dedica regularmente tiempo después de las comidas para que tu hijo pueda ir al baño, y sin prisas, anímalo a evacuar. Si es necesario, proporciona un taburete para que tu hijo esté cómodo sentado en el inodoro y tenga los pies apoyados. Además, cuando estén empezando a aprender, es recomendable usar un inodoro de su tamaño o un reductor del inodoro de la casa.
  • Recuérdale a tu hijo que no debe aguantarse las ganas de ir al baño. Algunos niños se ven tan envueltos en el juego que ignoran la necesidad de evacuar. Si esto ocurre con frecuencia, puede contribuir al estreñimiento.
  • Revisa los medicamentos. Si tu hijo está tomando algún medicamento que cause estreñimiento, pregúntale a tu pediatra acerca de otras opciones.

ESTRENIMIENTO NINOSSi el problema persiste, tu pediatra te podrá indicar suplementos alimenticios o, si es necesario, algún tratamiento farmacológico.
Si existen lesiones en el ano como fisuras o inflamaciones, deben tratarse, siendo en ocasiones necesarios laxantes o enemas que ablanden las deposiciones y estimulen las ganas de defecar del niño. De esta manera, se evita que retenga las heces y que vuelva a establecerse el círculo de dolor.

 

 

Y, sobre todo, si tu hijo padece de estreñimiento, sé comprensivo. Recompensa los esfuerzos de tu hijo, no los resultados. Puedes ofrecer pequeñas recompensas (un dibujo, un libro, un juego especial) que solo esté disponible después de la hora de ir al baño. Y no castigues a un niño que haya ensuciado su ropa interior, ya que, como hemos comentado, no suele hacerlo voluntariamente.

Share This